¡Comparte este artículo!

«Los 600.000 metros cuadrados de la verde isla de Tagomago están trufados de idílicos caminos campestres. En la costa oeste tiene su propio puerto privado. El lugar ofrece excelentes posibilidades para los deportes acuáticos. Las bellas plazas y las aguas turquesas de Formentera pueden alcanzarse en un yate a motor en menos de media hora».

Este es un fragmento de la descripción que aparece en la página web de Vladi Private Islands, una página especializada en la venta de islas privadas de todo el mundo, y donde está a la venta desde hoy la famosa y controvertida isla de Tagomago, la isla privada más exclusiva del archipiélago pitiuso: 150 millones de euros tienen la culpa.

La última isla a la venta en las Pitiusas fue el islote de S’Espalmador, en Formentera, vendido por 18 millones de euros en 2018. Tagomago es más grande, más innacesible (genuinamente privada) y tiene una espectacular villa construida por sus antiguos inquilinos, Norma Duval y Matthias Kuhn.

«La única mansión en la isla está situada en su mismo centro, y tiene cinco habitaciones dobles con baños en la suite. Todas las habitaciones son modernas y ‘trendy’ y han sido decoradas por diseñadores internacionales de prestigio», reza el anuncio de venta:

Hasta la fecha, Tagomago era propiedad de una familia austríaca «relacionada con la nobleza europea», según relata este reportaje de El Diario de 2018. En él se detallan también los diversos conflictos en que se vieron envueltos Duval y Kuhn, tanto con las autoridades de la isla como con los grupos ecologistas, que han denunciado reiteradamente la ilegalidad de las construcciones allí realizadas.

La isla se alquila en verano por alrededor de 100.000 euros la semana. Por allí han pasado, lejos de la indiscreción de los paparazzi y los turistas, personajes como Justin Bieber, Cristiano Ronaldo o el futbolista Gareth Bale.

Visto en Vladi Private Islands, víaNou Diari. Con información de Código Único, Vanity Fair y El Diario. Más información en Tagomago Island.