¡Comparte este artículo!

Las prisas son malas consejeras, y con los niños, las mascarillas y los toques de queda, ya se sabe: al final una no sabe ni en qué día vive.

La esucela primaria de Trillade, en Avignon (Francia), ha colocado un cartel en la puerta de entrada que prohíbe gráficamente el “lanzamiento de niños”, una práctica al parecer habitual entre los progenitories que llegan con prisas. En el cartel se aprecia al niño volando junto a dos mensajes: “No volveré a lanzar a mi hijo por encima de la valla” y “En el caso de que llegue tarde, vuelvo a las 10 de la mañana o a las 3 de la tarde”.

«Los padres que llegaron después de la sirena estaban literalmente tirando a sus hijos» , explica Sanaa Meziane, directora de la escuela primaria Trillade, en declaraciones a La Provence.

«No sucede tan a menudo, pero sí lo suficiente para que nos planteáramos tomar medidas», matiza la directora. De momento, y según aclaran desde la escuela, no ha habido que lamentar víctimas entre el alumnado por el lanzamiento de niños.

Visto en La Provence. Vía NY Post.