¡Comparte este artículo!

El locutor de la prueba de los 200 metros lisos de los Inspiration Games 2020 no daba crédito a la marca de Noah Lyles, uno de los mejores atletas del momento en la distancia: 18.90 segundos, nada menos que 0,21 segundos más rápido que el record del mundo que Usain Bolt dejó fijado en el Campeonato del Mundo de 2009 para retar a los atletas del futuro. El futuro había llegado.

O tal vez no.

Un absurdo error había colocado a Lyles en el carril equivocado. Al partir desde las marcas de 400 y no de 200, la distancia hasta la meta no era de 200 metros, sino únicamente 185, 15 metros menos que los que corrió Bolt y los otros dos corredores en liza en la carrera. A unos 10 metros por segundo, cubrir esa distancia hubiera requerido 1,5 segundos extras, una buena marca (20,40), pero aún lejos de la plusmarca de Bolt.

El error partió de la propia naturaleza de la prueba. Las normas de distanciamiento social hicieron imposible la reunión atlética, que debería haberse celebrado en Zurich (Suiza), así que los organizadores idearon un formato de “carrera virutal” en el que cada corredor corría desde un estadio: Churandy Martina desde Holanda, el francés Christopher Lamaitre desde Zurich y Noah Llyes desde Florida.

El entrenador francés y analista de atletismo PJ Vazel fue quien explicó el error en Twitter: «Noah Lyles empezó en el lado opuesto del estadio pero utilizó la marca de salida de los 400, de forma que cruzó la línea de meta con 15 metros menos de los 200m. Su tiempo de 18.90 hubiese sido unos 20.40 en los 200, y eso con un viento en contra de 3,7 m/s. Es increíble que los organizadores puedan haber cometido un error de este calibre».

El propio “plusmarquista” expresaba su descontento en esta misma red social: «No podéis jugar así con mis sentimientos. Me pusisteis en el carril equivocado».


 

Vídeo completo en Youtube. Con información de CBS Sports y Runners World.