¡Comparte este artículo!

La escena rave ilegal del Reino Unido ha aumentado su popularidad durante la pandemia, con fiestas que tienen lugar desde en zonas rurales a almacenes de Londres, pasando por… los baños de las escuelas. Este último fue el lugar elegido para una mini rave el 11 de diciembre pasado, organizada por un niño de 12 años en el St. Antony’s Catholic College de Manchester.

Llamado Cael Bell, el aspirante a DJ invitó a «todos los chicos de octavo año» a su fiesta underground a través de Snapchat. Juntos, se apiñaron en los baños de los chicos para un rave a la hora del almuerzo, con música, luces y botellas de refrescos de cortesía.

Sin embargo, la rave duró poco, ya que como era previsible los profesores la clausuraron a los 30 minutos de empezar. Según la madre de Cael, Louise Bell, que no sabía que su hijo había organizado el evento y solo se enteró una vez que la escuela le llamó, los maestros también confiscaron su equipo, incluida la consola de DJ, los altavoces y las luces de discoteca que había llevado.

Sin embargo, sus padres, que publicaron fotos y videos en Facebook del cariacontecido mozalbete, se lo tomaron bastante bien. «Esperé a que Cael volviera a casa de la escuela para tomarle una foto porque sabía que tendría una cara como si estuviera esperando una reprimenda», dice Louise Bell. «Se sintió aliviado cuando vimos el lado divertido del asunto, pero su cara en la imagen lo dice todo».

«Cuando le preguntamos por qué lo había hecho, nos dijo que la escuela era aburrida y que no tenían nada que hacer a la hora del almuerzo», agrega Louise, que afirma que Cael se lo pasó muy bien, al igual que todos los demás, hasta que el maestro entró al baño gritando: ‘Apaga eso ahora mismo’.

También su madre publicó algunos vídeos antiguos de su hijo pinchando en su habitación para ofrecer una idea de lo que hace, donde se le puede ver con sus luces y su equipo portátil mezclando algunos temas.

Por supuesto, Cael también ha atraído una buena cantidad de fanáticos. Mientras sus amigos de la escuela le llaman para hacerle saber que se ha vuelto viral, otros admiradores han organizado una recaudación de fondos de 1.000 £  (1.300 €) que insta a los asistentes a la fiesta y los DJ´s de todo el mundo a «apoyar a la próxima generación»»comprándole un equipo más profesional y unos altavoces autoamplificados, según lo que necesite y cuánto se recaude. 

La página de GoFundMe reza: «La leyenda en su propia hora del almuerzo, Cael Bell (de 12 años) organizó una fiesta en los baños en la escuela y le confiscaron su equipo. Este tipo de comportamiento festivo debe ser recompensado y nuestro objetivo es conseguirle un equipo mejor y más grande».

Hasta ahora, la página ha recaudado 370 £ , por lo que no está muy lejos de la cantidad marcada. Aunque para los padres ya es más que suficiente: «Estamos orgullosos de que nuestro hijo haya traído una sonrisa a tanta gente después de un año tan difícil. Si no puedes reír con esto, entonces algo no está bien».


Vía: NME.