¡Comparte este artículo!

Los trabajadores europeos varones ganan, de media, un 16% más que sus compañeras por el mismo trabajo, según los datos que maneja EuroStat. Es la famosa “brecha salarial”, que algunos achacan a que ellas suelen tener menos años de antigüedad en los puestos de trabajo y otros, directamente a la discriminación por el hecho de ser mujer.

El mapa europeo de la brecha salarial trae unas cuantas sorpresas: en primer lugar, todo el continente está teñido del azul de la discriminación a favor de los hombres salvo cuatro regiones: dos en el este de Polonia y dos en el sur de Italia. En estas cuatro zonas el salario medio de las mujeres por hora trabajada es entre un 1 y un 11% superior al de los hombres por el mismo trabajo.

La segunda sorpresa es que la brecha salarial más acentuada (a favor de los hombres, se entiende) se da en países que a priori tendemos a considerar más igualitarios: a saber, Alemania, Austria, sur de Inglaterra, Estonia (<25%) y Finlandia (20-25%).

Por el contrario, tanto la citada Italia (donde, ojo, la diferencia salarial es leve pero va en aumento), Grecia, España o Portugal, la brecha salarial entre hombres y mujeres es relativamente más baja (entre un 5 y un 20%) que en el norte y centro de Europa.

Visto en EuroStat. Con información de Big Think y The Local.