¡Comparte este artículo!

Que no cunda el pánico: el remedio para el coronavirus viene del Reino de los Cielos, más concretamente de la sucursal boliviana: “En el nombre de Jesucristo, yo te pido a ti, coronavirus, ¡sal, sal, sal de mi planeta y no vuelvas jamás!”

Es la delirante letra de un vídeo no menos lisérgico del conjunto de rock boliviano Saxoman y Los Casanovas y que, inevitablemente, se está haciendo viral en las redes sociales. El vídeo bebe las fuentes del inolvidable Delfín Quishpe y su hit seminal ‘Torres Gemelas’: croma, primerísimos planos, edición chapucera y encomendarse a Dios y a San YouTube.

Lo mejor del asunto es que Saxoman –nombre artístico de Américo Estévez Román– no pretende ser irónico en ningún momento. Estévez cree fervientemente que “la única solución para erradicar este virus es pedir a Dios con el poder del Espíritu Santo salvar al mundo con la unión de nuestra oración y nuestra fe”.

Al otro lado del charco y del espectro musical, el muy español y católico José Manuel de Soto también confía más en Dios que en la ciencia para detener la pandemia: “Se vaciarán estadios, teatros, colegios, oficinas… y se llenarán iglesias, cuando estemos desesperados recuperaremos la fe y buscaremos el consuelo divino. El ser humano siempre busca a Dios cuando no tiene respuestas, puede que hasta nos venga bien esta maldición, escribía en Twitter, aunque las palabras parezcan venir del siglo XIV.

No es la primera vez que Américo Estévez y sus Casanovas lo rompen con un vídeo en internet. Hace cinco años y con motivo de la visita del Papa Francisco a Bolivia, Saxoman lo celebró con el cutre-vídeo ‘Bolivia te espera, Papa Francisco’, que alcanzó el millón de visionados en YouTube, una cifra que va a quedar jibarizada por su nuevo éxito, ‘Coronavirus’.

Que Dios nos pille confesados.