¡Comparte este artículo!

El pasado 1 de marzo, Italia impuso una distancia mínima de 1 metro de separación entre personas para evitar la propagación del coronavirus. Pero, claro, la percepción de lo que es 1 metro varía mucho entre dos personas.

Este italiano ha decidido crear su propio margen de seguridad, fabricándose un donut gigante de un metro de radio (dos y pico de diámetro, incluyendo el perímetro del usuario, en este caso XL) con el que mantenerse alejado del resto de los humanos, y de paso cumplir los requisitos sanitarios de su gobierno.

De esta guisa, el hombre se paseó por el céntrico mercado de Testaccio, donde fue grabado en vídeo por otro vecino (Daniel Bondi), que lo compartió en Instagram, con gran éxito de crítica y público.

El disparatado invento alarmó a los compradores que paseaban por el mercado. En el vídeo se aprecia cómo un ciudadano le pregunta si su outfit era por la distancia de seguridad, a lo que el hombre le respondió: “¡Por coronavirus!”

En Italia se han tomado muy en serio el aislamiento. Hasta el 3 de abril (como mínimo) «permanecerán cerrados no sólo centros educativos, cines y museos, sino también bares, restaurantes, peluquerías y cualquier otro local que no ofrezca productos de primera necesidad, como farmacias, supermercados y gasolineras. Lógicamente, los ciudadanos deberán evitar salir de sus viviendas de no ser estrictamente necesario«, según escribe Marina Velasco en El HuffPost, nuestra nave nodriza.

Visto en UPSocl. Con información de El País, El HuffPost y Gonzoo.