¡Comparte este artículo!

El ‘Nota’ de ‘El Gran Levowsky’ estaría orgulloso de Hasan Kaval, un instructor de parapente turco que ha hecho realidad su “loca idea”: sobrevolar los cielos de Oludeniz, al suroeste de Turquía, sentado cómodamente en un sofá, con pantuflas, mirando la TV (¿quién quiere mirar el paisaje teniendo Gran Hermano) y degustando una bolsa de Doritos y una Coca-Cola.

Kaval despegó desde un acantilado del interior con la ayuda de sus amigos, que empujaron la pintoresca nave a surcar los cielos. Sentado en el sofá estaba Hasan Kaval, quien, a pesar de no llevar ningún tipo de protección, afirmó “No haber pasado miedo. Todo estaba bien”.

En las imágenes se aprecia cómo el joven turco sobrevuela la costa turca, a más de un kilómetro de altura mientras pone la tele con el mando a distancia y se graba a sí mismo con un palo de selfies.

Finalmente, y tras acabar de ver su teleserie favorita, el sofá volador aterriza en una playa cercana ante la estupefacción de los bañistas.

Visto en Instagram. Con información de Daily Mail y TMZ.