¡Comparte este artículo!

Desde el espacio, la Tierra parece un planeta acuático. Los océanos cubren más del 70 por ciento de la superficie de nuestro planeta con una profundidad media de 4.267 metros. Sin embargo, como muestra esta imagen, si cada gota de agua en el mundo se recogiera en una esfera, tendría sólo 1.400 km de diámetro, apenas lo suficientemente grande para cubrir Europa Occidental.

En la imagen podemos ver también todo el aire de la atmósfera (5.140 billones de toneladas) reunido en una esfera con densidad a nivel del mar.

Con esta imagen, el Dr. Adam Nieman ganó el concurso fotográfico de Novartis/Daily Telegraph Visions of Science en 2003.

Tres cuartas partes de la masa de la atmósfera de la Tierra está a unos 11 km de la superficie. La atmósfera se hace cada vez más delgada con el aumento de la altitud, sin un límite definido entre la atmósfera y el espacio exterior. La Exosfera, la capa más externa de la atmósfera de la Tierra se extiende desde una altitud de unos 700 km sobre el nivel del mar hasta unos 10.000 km, donde se fusiona con el viento solar.

La línea de Kármán, a 100 km, equivalente al 1,57% del radio de la Tierra, se utiliza a menudo como la frontera entre la atmósfera y el espacio exterior. Los efectos atmosféricos se hacen notables durante el reingreso atmosférico de las naves espaciales a una altitud de alrededor de 120 km. A esta misma altitud, entre 100 y 50 kilómetros sobre la superficie de la Tierra, los meteoritos entran en ignición y se convierten en estrellas fugaces.

Con información de Our Planet y Wikipedia.