¡Comparte este artículo!

A veces tenemos tanta prisa por llegar a un destino que nos olvidamos de disfrutar del trayecto. Este no es el caso cuando los pasajeros suben al andén de la estación de tren de Seiryu Miharashi, en Japón. De hecho, no tienen más remedio que contemplar las vistas. Inaugurado en marzo de 2019 en la línea Nishikigawa Seiryu, al sur del país, es un andén inusual que no tiene salida ni entrada. La intención de este diseño es animar a los viajeros a tomarse un tiempo para admirar la naturaleza que les rodea antes de reanudar su viaje.

La estación de Seiryu Miharashi está situada en la prefectura de Yamaguchi, entre las localidades de Naguwa y Nekasa. Su nombre se traduce literalmente como ‘Plataforma de observación del arroyo claro’, en referencia a su posición con vistas al río Nishiki. Sólo unos pocos trenes especiales hacen parada en esta inusual estación, y cuando los pasajeros desembarcan allí, no encontrarán rampas, puertas o caminos que les lleven a su destino. Seiryu Miharashi está completamente aislada en el entorno montañoso, por lo que la gente debe esperar a que otro tren se detenga cuando quiera salir.

https://www.instagram.com/p/BveYKdbFZhk/

La naturaleza tan singular de esta estación la ha convertido en una parada popular para los viajeros y los entusiastas del ferrocarril. Los que tienen la suerte de hacer el viaje pueden vislumbrar la belleza intacta de la región y pueden apreciar el tiempo que tienen para frenar y pasar allí.

Visto en My Modern Met. Con información de Instagram.