¡Comparte este artículo!

El camino más largo posible entre dos puntos en el planeta va desde Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, hasta Magadan, en el extremo oriental de Siberia. Son 23.068 kilómetros que, que se sepa, nadie ha caminado jamás, pero que si te diera por hacer te llevaría la friolera de tres años (más precisamente 1.153 días) siempre y cuando fueras capaz de caminar 20 kilómetros diarios en jornadas de 8 horas, sin descansar un solo día, según los precisos cálculos de Joseph Pisenti en este vídeo en su canal RealLife Lore.

20 kilómetros al día no parece mucho. Eso es, más o menos, lo que hacen cada día los peregrinos del Camino de Santiago. Pero, claro, no están tres años de camino ni tienen que atravesar algunas de las selvas más densas y desiertos más inhóspitos del planeta. Tampoco tienen que salvar un desnivel de 123 kilómetros, equivalente a subir el Everest 14 veces, siempre según Pisenti.

El desestimulante vídeo enumera algunos de los múltiples peligros que te vas a encontrar en el caso de que te vuelvas majareta y mañana emprendas un camino que deja el de los hobbits al Monte del Destino en un trekking dominguero: serpientes venenosas, malaria, varios de los países más peligrosos del mundo, el desierto del Sáhara, Siria, Irak…

Visto en YouTube, vía Laughing Squid.