¡Comparte este artículo!

Nadie dijo que fuera fácil vender un espejo. O, más exactamente, hacer una foto a un espejo en el que se aprecie sus virtudes –en esencia, su capacidad de reflexión- sin delatar al mismo tiempo la cara ni las pintas del vendedor.

Las fotos de gente que intentan todo tipo de cabriolas para vender su espejo se han convertido en un subgénero de humor en internet. Incluso cuentan con su propia comunidad en Reddit: Mirrors for Sale, donde intentan de todo, desde esconderse tras las cortinas del baño (técnica contraria al selfie del cuarto de baño) hasta disfrazarse de fantasmas.

Pero las leyes de la óptica son tenaces y nada escapa al reflejo de un espejo.

Visto en Reddit, vía Sad and Useless.