¡Comparte este artículo!

No hay mal que por bien no venga, dice el refrán. Y eso es lo que deben estar pensando las editoriales de filosofía que tienen entre sus fondos la novela de Albert Camus ‘La Peste’, la cual, merced a su contenido vírico ha visto dispararse sus ventas y hacerse «viral» su historia. Especialmente en Italia, que ostenta el dudoso récord de ser el país de Europa con más casos registrados de coronavirus, donde se han llegado a triplicar las compras de esta bella novela del laureado filósofo francés. Tanto así que la obra escaló desde la posición 71º hasta alcanzar el tercer lugar del ranking de IBS (una de las redes de librerías más grandes de Italia).

Y no es un caso aislado el de la bota de Europa, debido a sus casi 30.000 afectados. Algo semejante ha ocurrido en Francia, país natal de este pensador nacido en Argelia (y ascendencia española), donde se han multiplicado notablemente sus adquisiciones. La editorial Galimard (testamentaria de la obra de Camus) notificó un alza de casi el 50% respecto al año anterior: y según el portal de libros Edisat, llegó a vender casi 2.000 ejemplares diarios durante el ascenso de las noticias sobre el virus. Incluso en España se ha notado este crecimiento, según informó El País, ‘La Peste’ ascendió rápidamente en el ranking de bestsellers tras de la crisis patógena.

La novela, que se localiza en su Argelia natal, y narra las vicisitudes de una crisis humanitaria en Oran debida a una extraña plaga, ha pasado de su retiro cómo obra de culto para unos pocos filósofos e intelectuales a estar de nuevo entre los ejemplares más vendidos. Y no es la única, ‘Ensayo sobre la ceguera’ (1995) del también Nobel de literatura José Saramago, donde una epidemia de «ceguera blanca» se extiende por todo el orbe causando la muerte y el Caos en una sociedad deshumanizada, también está causando furor en la librerías por idéntico motivo. Por no hablar de la alterada novela de Koontz, ‘The eyes of darkness’ (Los ojos de la oscuridad, 1981) que merced a una edición remasterizada ad hoc (en la que se han cambiado los escenarios para adecuarlos a la situación actual y crear una falsa profecía) ha roto todos los listones económicos y de ética empresarial.

Casos que, tristemente, se deben más al morbo de la opinión pública y las modas mediáticas que van y vienen, que a un interés real por clásicos. Más cómo un sucedáneo cultureta a las noticias de los informativos que a un deseo de conocer el pensamiento absurdo del inmortal Albert Camus. Pero a la postra, un caso que por esta vez, y al menos en este sentido, está beneficiando a la buena literatura…

«Algunas veces pienso en lo que los historiadores del futuro dirán de nosotros. Una sola frase será suficiente para definir al hombre moderno: fornicaba y leía periódicos», Albert Camus.

Con información de El País y Edisat. Fotomontaje de Más Cultura.