¡Comparte este artículo!

Callum Manning, que así se llama el protagonista de esta historia, siempre fue un niño especial. Como reconoce su propia madre, quien ha contado que no sólo lee los clásicos de su edad, tal que Harry Potter, Juego de Tronos o el Señor de los anillos, sino auténticos clásicos intemporales cómo los de «William Shakespeare, Leon TólstoiJane Austen, George Orwell, Dostoyevsky Mary Shelley» .

Tanta es la pasión de este niño inglés por los libros, que decidió hacer una plataforma en Instagram donde recomendar, compartir y comentar obras de toda la literatura universal. No obstante, cómo vivimos en una época dónde la envidia y la incultura se sienten fuertes y orgullosas, pronto su afición le valió las burlas de unos compañeros menos interesados en las letras, quienes crearon un grupo de whasap para trollearle y reírse de él: chat en el que, para más inri agregaron al pequeño humanista para hacerle bullying y llamarle «triste bicho raro».

«No suelo llorar mucho, creo que esta es la primera vez que lloro tanto» , comentó para la revista PA Media.

Pero, cómo a veces pasa en las mejores narraciones, la trama fue tomando vida propia y propició un final feliz e inesperado. Así es, la hermana de Callum, movida por el enfado y el amor filial, decidió compartir en twitter la historia y, rápidamente, todo dio un giro de 180 grados.

Elis Landreth muy disgustada tuiteó: «No puedo creer lo horribles que pueden ser los niños. Mi hermano pequeño creó una cuenta de Instagram para escribir sobre libros que leyó, sus compañeros de la escuela la vieron y crearon un chat grupal en el que lo añadieron para burlarse de él » . Y cómo por arte de magia (o fantasía), su crónica se hizo viral en todo el mundo.

En un principio, su fiel defensora sólo esperaba que amigos y conocidos dieran apoyo moral al pequeño de la casa. Si bien, cómo por justicia poética, muy pronto todo Internet se puso de su parte, y comenzaron a llegar textos de solidaridad desde todas las partes del globo. Tanto así que, en pocos días, la cuenta del joven llegó a la nada desdeñable cifra de dos cientos mil seguidores en su humilde canal. El cual, cómo el apoyo, no ha parado de crecer.

Y no sólo de personas anónimas, también de escritores y autores de reconocido talento y público: cómo su idolatrada Caroline Kepnes, creadora de la novela You (llevada a la pequeña pantalla por Netflix); la reconocida escritora inglesa Malorie Blackman; el popular prosista británico Matt Haig, y muchos otros. Los cuales, le han mandado ánimos fraternales, amén de sus propios trabajos para que pueda leerlos y comentarlos en el sitio web.

«Empezaron a llegar muchos mensajes de apoyo a mi cuenta y a mí. Es bueno que todavía haya gente amable en el mundo» , dijo emocionado al semanario The Guardian.

Una popularidad que ha ido aumentando exponencialmente desde sus iniciales 30 seguidores, y que, de momento, está cerca de los trescientos cincuenta mil. Iniciativa que esperamos llegue pronto a mucha más audiencia, pues proyectos como los de este chico de apenas trece años, son dignos de elogio.

Desde Strambotic, cómo no podía ser de otra manera, seguiremos desde ya todas sus recomendaciones en…

https://www.instagram.com/cals_book_account/