¡Comparte este artículo!

Spiriman ha vuelto a conseguir poner de acuerdo a todo Twitter: este sujeto es el Álvaro Ojeda de la profesión médica. Jesús Candel, más conocido como ‘Spiriman’, fue diagnosticado hace un par de meses con un agresivo cáncer y, como era previsible, ha convertido sus redes sociales en un nuevo ‘ego-trip’ de la lucha contra la enfermedad, cayendo en todos los nocivos tópicos del pensamiento positivo.

Spriman ha incendiado las redes con un tuit en el que asegura que la cura del cáncer es una cuestión de actitud: «El que se quiere curar de #cáncer se cura y el que NO, se muere. La actitud es la aliada de la evidencia científica de tratamientos muy duros. Repito: El que quiere consigue lo que quiere. Es mi forma de pensar. El que NO quiere, no lo consigue».


Las reacciones al tuit de Spiriman han sido furibundas. Por rescatar sólo una que no incluye ningún insulto grueso, replicamos las palabras de @lavecinarubia:

«Deseo de corazón que te pongas bien como cualquier persona que esté enferma, pero te pido que por favor replantees tu mensaje ya que como profesional sanitario tienes una responsabilidad y decir que se cura de cáncer quien quiere duele muchísimo.»