Mientras los gobiernos de medio mundo hacen lo que buenamente pueden para contener la pandemia (ya es oficial) del coronavirus, los ciudadanos han empezado a organizarse por su cuenta. En las redes sociales ya circula un movimiento de autocuarentena voluntario que invita a quedarte “en tu puta casa” para detener la propagación del virus.

Pero hay quien lleva años haciendo esto. Son los llamados ‘hikkikomori’, un movimiento iniciado en Japón y formado por personas –generalmente hombres- que han escogido el aislamiento voluntario para vivir plácidamente en “su puta casa”, comunicándose, jugando online y haciendo las compras gracias a la magia de internet.

Adrián tiene 47 años, vive en Santiago de Chile y lleva cinco años prácticamente sin salir de casa. La siguiente entrevista la hemos hecho vía Twitter:

«Tengo 47 años. Hace cinco años decidí retirarme y desde entonces prácticamente no salgo de casa en Santiago de Chile. Paso el 90% de mi tiempo encerrado, solo salgo a regar y comprar comida, un par de veces al año de paseo a la playa por unos días. Todo principalmente porque la gente me agota y me aburre».

¿Cuándo comenzó tu encierro?

Durante 25 años trabajé en informática lo cual ya es bastante aislado pero nunca fui un ermitaño iba a fiestas, jugar a la pelota pero todo eso me aburrió.

¿Qué haces tanto tiempo solo en casa?

Nunca me casé nunca tuve hijos nunca me endeudé por lo tanto cuando me retiré voy a hacer lo que realmente me gustaba que era ver tele, jugar en línea y otras cosillas.

¿Te retiraste o te jubilaste?

Me retiré voluntariamente, sin pensión, gracias a los ahorros, escuálidos, pero suficientes para mi estilo de vida. Soy buen pobre como decía mi abuela.

¿Tenías previsto jubilarte tan joven (42 años) o fue un arrebato?

A decir verdad fue algo que siempre pensé desde los 18 y 19 retirarme temprano y poder disfrutar un poco de la vida sin ser un viejo de mierda cagándome los pañales.

En base a eso planifique mi vida, tuve cuidado en mis relaciones, no frenándolas, pero siempre de forma calculada y al final el plan se cumplió.

Ahora espero no tener que ir hasta la 90 porque ahí si que se me va el plan a la cresta.

¿Tienes algún amigo en el mundo real?

Bueno, tan antisocial no soy. Tengo un grupo de amigos de unas 10 personas con las cuales interactúo digamos que un par de veces al año.

Lo que sí hice fue dejar de ir a fiestas familiares, cumpleaños, celebraciones, Pascua, Año Nuevo… terminaron también por aburrirme después de décadas de ver a la misma gente con personalidades que no evolucionan en lo más mínimo.

¿Crees que podrías vivir sin internet?

No… es decir si hubiera un apocalipsis mundial y la internet deja de existir sí perfectamente voy a vivir sin ella, pero saber que está ahí y no puedo acceder… eso sería prácticamente imposible.

¿Vives en un apartamento?

En una casa de dos pisos yo arriba, mi padre abajo. Interactuamos en las comidas.

¿Qué opinan tus vecinos o tus amigos «sociales» de tu aislamiento?

Mis vecinos no saben ni mi nombre creo. Mis amigos, lo son desde el colegio por lo que han visto mi evolución y no lo critican. Incluso en algunos aspectos demuestran envidia.

Un dato fuera de contexto que no sé si tendrá que ver con esto o con algo más es que hace más de 10 años que no tengo necesidad de ir al médico salvo al dentista.
¿A qué lo achacas? ¿Crees que la interacción social perjudica la salud?
La salud mental, la embota, te hace ser parte de la manada y te quita el pensamiento original y crítico.
Tampoco te expones a enfermedades contagiosas…
Lo contagioso no me da mucho miedo, cuando trabajaba era uno de los pocos que no se resfriaba todos los años.
¿No choca esto con nuestra condición de simios sociales?
Yo creo que a estas alturas de la evolución del ser humano el ser un ente social está un poco sobrevalorado quizás cuando éramos tribu y necesitamos protegernos de la naturaleza de los depredadores se justificaba mucho más que ahora que en realidad es más bien un resabio que una necesidad.
¿Realizas algún tipo de actividad física? ¿Sales a correr, tienes gimnasio en casa?