Que la labor de árbitro es una profesión de alto riesgo es algo que ya saben los colegiados de regional, que no solo tienen que blindarse frente a los insultos del respetable (es un decir), sino, en demasiadas ocasiones, arbitrar con casco para protegerse de las pedradas y los botellazos de la hinchada local.

Pero está visto en Sudáfrica juegan en otra liga. En el partido de la ABC Motsepe League (equivalente parecido a la segunda división española) entre los equipos del Luka Ball Controllers y Polokwane City Rovers, un aficionado del equipo local irrumpió con su coche en el terreno de juego con intención de atropellar al árbitro. El encuentro fue suspendido durante 90 minutos para garantizar la seguridad de los contendientes y del colegiado, que arbitró el resto del partido vigilando por encima del hombro.

El iracundo fan entró en cólera después de que el Polokwane City Rovers se adelantara en el marcador 2-1, tras remontar el gol inicial de su equipo, el Luka Ball Controllers. Presa de la frustración por lo que consideraba un gol en fuera de juego, el aficionado amenazó varias veces al árbitro, intentó agredirle físicamente y, finalmente, se subió a su todoterreno BMW e invadió el terreno de juego a toda velocidad con intención de llevarse por delante al referí, tal y como muestran las imágenes grabadas por el público y compartidas en Twitter:


El aficionado (por decir algo) del Ball Controllers no consigue su objetivo en la primera arremetida e intenta atropellar al banquillo del City Rovers. “Cada vez que el encuentro se iba a reanudar, el sujeto amenazaba con volver a invadir el terreno de juego”, según denuncian fuentes del equipo local a Sport Bible.


El secretario general de la Unión Sudafricana de Futbolistas (SAFPU), Nhlanhla Shabalala, condenó los hechos sucedidos. «Estamos en shock de haber presenciado un comportamiento tan barbárico. No hay espacio para ello en el fútbol«, criticaba. Asimismo, anunció una reunión con la Federación Sudafricana de Fútbol para resolver qué consecuencias traerá.

Visto en Twitter. Con información de Sport Bible, 20 Minutos y Citizen.