¡Comparte este artículo!

El vuelo LH350, de Frankfurt a Bremen, ha dibujado esta mañana un gigantesco pene sobre los cielos de Bremen, después de que el piloto recibiera instrucciones de sobrevolar la ciudad mientras se le asignaba una pista. Se desconoce si el dibujo sucedió por azar o fue dibujado a propósito por el piloto.

El cipote volador fue detectado por la página FlightRadar24, dedicada a controlar los vuelos comerciales en todo el mundo, tal y como informa The Independent.

Flight Radar compartió en Twitter la cipotuda trayectoria del avión de Lufthansa con un comentario alegórico: “LH350 consiguió aterrizar al segundo intento”, acompañado de un emoji llorando de la risa. Al poco tiempo, el post tenía más de5.000 corazones y 1.000 retuits, amén cerca de 2.000 comentarios alegóricos del tipo: “Aterrizar un avión es MÁS DURO de lo que la gente piensa”.

La historia de Bremen recuerda al gran pene que dibujó en los cielos de Washington un piloto de la Marina de EE.UU. en 2017, si bien en aquella ocasión no quedó duda alguna de que aquello era una gamberrada. La coña del capitán no gustó ni un poco en el mando de la Marina:

Dos años después, un piloto en prácticas en Australia, elevó la apuesta y trazó durante tres horas y cientos de kilómetros del aburridísimo cielo de Adelaida el mensaje “I’m bored” (“Estoy aburrido”), rematado con dos pollas gigantes:

«Es bastante común que los pilotos se vuelvan creativos y tracen palabras u otras imágenes en el cielo mientras vuelan», comentó lacónico un portavoz de FlightAware en aquella ocasión.

Visto en Twitter, vía The Independent. Con información de Old Strambotic y Old Strambotic.