¡Comparte este artículo!

Esta es, posiblemente, la mejor secuencia de fotos que vas a ver hoy (a ser posible míralas con la música de Benny Hill de fondo). El señor que corre en pelotas es un nudista que estaba pasando el día de asueto en un parque de Berlín, ciudad en la que es habitual tomar el sol como Dios te trajo al mundo.

El hombre persigue a una familia de jabalíes, la mamá y dos pequeños jabatos. La mamá jabalí lleva en su boca una bolsa que contiene el ordenador portátil del señor, lo que explica su afán persecutorio. Según la fotógrafa que capturó la escena, «la bolsa contenía su portátil, así que lo dio todo, incluso estando en su ‘vestido de cumpleaños’», explica Adele Landauer en un post en Facebook.

Al parecer, el jabalí había llegado al parque de Teufelssee al olor de la pizza que compartían otros bañistas, una situación que cada vez es más habitual en los parques berlineses (lo del jabalí, no lo de comer pizza en el parque). El animal atrapó entonces la bolsa amarilla, posiblemente creyendo que contenía comida, no un “inútil” ordenador.

Durante la persecución, el hombre golpeó sonoramente sus manos y consiguió que el jabalí soltara la preciada bolsa. Cuando volvió del bosque, la numerosa concurrencia que había asistido divertida a la escena rompió en aplausos.

La autora de las fotos enseñó al nudista las fotos de la escena y éste le autorizó a publicarlas en Facebook, donde han sido recibidas con alborozo.

Visto en Facebook, vía The Guardian.