Poner en cuarentena a 1.200 millones de habitantes no es tarea fácil. 150 millones de indios (tres veces la población de España) trabajan lejos de sus zonas de origen e intentan desesperadamente volver a sus hogares desde que se decretó la cuarentena el pasado 14 de marzo.

Hay quien se toma la pandemia como un asunto personal, como el policía Rajesh Babu, que patrulla las calles de Chennai con una armadura que emula la forma del coronavirus para concienciar –y asustar un poco- a los vecinos que intentan saltarse el confinamiento: casco, escudo y maza.

Según relata el propio agente, en el momento de conocer el decreto de 21 días de confinamiento se puso en contacto con el artista local B Gowtham para fabricar una armadura que emulara la forma del coronavirus, una pandemia que apenas ha llegado al país (poco más de 2.500 casos declarados y 72 muertes), pero que amaneza con extenderse a gran velocidad.

«¿Quieres protegerte del coronavirus? Por favor, mantén un metro de distancia», repite incansablemente Babu a los compradores del mercado de Villivakkam, en Chennai, la capital del estado de Tamil Nadu.

«La gente no es lo bastante higiénicaafirma Gowtham. Tenemos órdenes claras del gobierno de no salir, pero seguimos viendo cómo la gente va por aquí y por allá sin mascarillas ni el adecuado equipamiento sanitario».

Visto en Bored Panda. Con información de Johns Hopkins, CNN, Times of India y El País.