¡Comparte este artículo!

En su cabeza era un plan perfecto, sin fisuras: el ‘youtuber’ francés Cyril (apropiadamente llamado ‘Cyridicule’ en las redes) no tuvo mejor idea que llenar su bañera de bolitas de gel y “darse un baño”. Con lo que no contaba Cyril es que con semejante cantidad de bolas acabarían fuera de control y atascarían no solo su bañera, sino las cañerías del pueblo entero.

En un vídeo publicado en canal de YouTube, Cyril aparecía bañándose en la piscina llena de bolitas, tal y como muestra imagen. El problema fue que, al querer quitarlas, no tuvo mejor idea que quitar el tapón para que se fueran por el desagüe.

Lo que viene siendo una idea de bombero: las pelotitas de gel inundaron el suelo del baño, el inodoro y empezaron a colarse por el resto de las tuberías de la casa. Su lavabo incluso escupía un líquido de color marrón y se le oye gritar asustado al ver cómo desbordaban las bolas al tirar de la cisterna.

“He tenido perlas de gel en mis tuberías durante cuatro días, pero da la impresión que han pasado tres semanas. Ya no puedo verlas”, cuenta Cyril en uno de sus vídeos.

El problema es que su ocurrencia ha provocado que todo el mundo sepa dónde vive, y hasta ayer, la gente intentaba localizarlo para denunciarle y, por lo que cuenta el ‘influencer’, insultarle de paso. El propio Cyril ha confirmado que el ayuntamiento sí le ha localizado, y el pasado lunes tuvo que ir a rendir cuentas, tal y como explica Cribeo.

Pero valió la pena: el vídeo en el que relata su “hazaña” suma medio millón de visitas y le ha hecho famoso “en todo el mundo”, como alardea Cyril en YouTube:


Visto en Cribeo. Con información de 20 Minutos.