¡Comparte este artículo!

La cadena de pizzerías Bàcaro, con sede en Montreal (Canadá), ha suprimido de su menú la pizza hawaiana después de preguntar a sus clientes en un referéndum: el 53% de votó en contra de la controvertida pizza de piña, considerada un insulto por muchos italianos.

“La gente ha hablado”, explicó Tommaso Mulé cofundador de Bàcaro en una entrevista con la radio nacional canadiense, “de modo que hemos eliminado la hawaiana del menú. Y más adelante, ya sabes, tal vez convoquemos un nuevo referéndum dentro de cuatro años”.

El origen canadiense de la pizza hawaiana

¿Y qué tiene que ver Canadá con la pizza hawaiana?, se preguntará el atento lector. Pues resulta que esta aberración gastronómica –para los puristas- es un invento canadiense, y este es el doctor Mengele que la inventó:

Se llamaba Sam Panopoulos y, como su propio nombre indica, ni siquiera es italiano, sino de procedencia griega. Se supone que fue el primero en añadir piña a la pizza, acompañada de jamón y bacon, para completar la “receta” del diabolo: la pizza hawaiana.

“Al principio a nadie le gustaba”, explicaba Panopoulos en una entrevista en 2017, meses antes de morir, “pero después de un tiempo la gente enloqueció”.

Tanto, de hecho, que el invento se extendió por todo el mundo y acabó conquistando los menús de las cadenas de pizzerías más populares, aunque siempre dejando un reguero de polémicas y lágrimas a su paso.

Ponerle piña a la pizza es, para un napolitano, como echarle chorizo a la paella para un valenciano, por poner un ejemplo cercano. Como muestra, un botón. O mejor dicho, un YouTube: vean la reacción de los napolitanos cuando el pizzero se presenta con una pizza hawaiana en sus casas:

Visto en CBC.