Alá da pañuelos a quienes no tienen mocos. Una oración multitudinaria convocada en una mezquita de Malasia con el objetivo expreso de rezar contra el coronavirus ha acabado de la peor manera posible: con 190 contagiados, según informa la prensa local.

El multitudinario evento religioso tuvo lugar durante cuatro días, entre el 27 de febrero y el 1 de marzo, en la mezquita Masjid Sri Petaling, de Selangor (Malasia), y congregó a alrededor de 10.000 creyentes de diversos países asiáticos, la mitad de ellos malayos.

Al parecer, uno de los asistentes, procedente del cercano principado de Brunei, estaba infectado con el Covid-19 y contagió al resto, según informaron las autoridades sanitarias del país asiático.

Los asistentes al rezo, convocado por el movimiento islámico Tablighi Jamaat, relatan que la organización pidió a los asistentes que mantuvieran una distancia de seguridad de al menos un metro con el resto de los participantes en la oración, algo prácticamente imposible entre 10.000 personas a lo largo de cuatro días.

“Estábamos sentados hombro con hombro”, relata un camboyano de 30 años desde un hospital en la ciudad de Battambang (Camboya), donde sigue bajo observación.

La opinión pública se pregunta cómo las autoridades permitieron la celebración del evento en plena expansión del coronavirus. “La fe es muy fuerte en Malasia”, responden los aludidos.

Con información de Al Jazeera, World of Buzz y 24 horas.