¡Comparte este artículo!

Una turista ha sido criticada por “humillar” a un tigre después de publicar unas fotos en las que aparecía agarrando los testículos del felino en un zoo de Tailandia.

La mujer estaba visitando el zoo Tiger Kingdom en Chiang Mai, al norte del país, cuando se acercó a un enorme tigre con la intención de hacerse una foto junto a él. Inopinadamente, la mujer agarró los huevos del animal y se retrató en semejante guisa.

Las fotos y el vídeo fueron publicadas el 26 de agosto, y fueron recibidas con ira por parte de los locales, que acusaron a la mujer, Waraschaya Akkarachaiyapas, de “humillar” al animal, según informa Daily Mail.

«Esto es realmente lamentable. El tigre no te permitió tocar sus partes privadas. No tienes derecho a hacer eso», expresaba una internauta. «Eso es peligroso. Si el tigre se hubiera enfadado podría haberte atacado», razonaba otro.

Sin embargo, el animal no arrancó el brazo de la mujer, lo que hubiera sido más que razonable por “tocarle los huevos”. ¿El motivo? Parece ser que los tigres del centro están sedados para que los visitantes puedan tocarles… los cojones.

El responsable del cuidado de los animales declaró que los empleados están entrenados para garantizar la seguridad tanto de los tigres como de los visitantes durante las inevitables sesiones de selfies. Sin embargo, «a partir de ahora nos aseguraremos de que ningún visitantes vuelva a tocar de nuevo esa parte del tigre», afirmó el empleado.

Noticia original en Daily Mail.